Solidaridad con l@s estudiantes represaliad@s en Bologna – disentir no es un delito

Un mal día en Bologna.

Esta mañana la Digos ha estado registrando y entregando notificaciones con medidas restrictivas de las libertades personales a activistas acusados de haber participado en las protestas contra Maroni del 28 de septiembre del año pasado.

Muchas, demasiadas obligaciones de firma, un arresto domiciliar.

Las acusaciones son imprecisas y genéricas.

12 meses de distancia desde los hechos.


En definitiva, parece evidente el carácter provocador y persecutorio de estas provisiones dictada por el Juez Tampieri de la Fiscalía de la República en Bologna.

Quien persigue a los migrantes, quien es cómplice objetivo de los hundimientos en el canal de Sicilia, quien financia su reclusión en los campos libios es hoy un héroe de la legalidad padana. A quien disiente, en cambio, se le considera un peligro para la democracia.



Desde el principio, para todos los investigados nuestro apoyo, nuestra amistad, nuestra complicidad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s